«FUSILADO POR LA MAFIA CASTRISTA EL JOVEN DE 23 AÑOS DE EDAD «CARLOS GONZÁLEZ VIDAL», EN LA CABAÑA EL 20 DE SEPTIEMBRE DE 1961″.

Comparte la Información:

Carlos González Vidal nació el 23 de agosto de 1938 en San Antonio de Cabeza en la provincia de Matanza, Cuba. 

"FUSILADO POR LA MAFIA CASTRISTA EL JOVEN DE 23 AÑOS DE EDAD "CARLOS GONZÁLEZ VIDAL", EN LA CABAÑA EL 20 DE SEPTIEMBRE DE 1961".

El joven González Vidal mártir del Castro – Comunismo, nace en el seno de una familia humilde de una estirpe cubana y patriota; en la Guerra de Independencia dos de sus tíos abuelos dieron sus vidas por la Libertad de Cuba.


En noviembre de 1956 Carlos González Vidal, comenzó a laborar en la prestigiosa tienda «El Encanto», la mayor y más distinguida de La Habana y de Cuba.

■ 1 DE
ENEROB DE 1959, LLEGÓ LA OSCURIDAD PARA EL PUEBLO CUBANO.

El 1 de enero de 1959 Cuba comienza ser tiranizada por una sangrienta tiranía, el déspota Fidel Castro traiciona la revolución y comienza una noche oscura para la sociedad cubana.

«El Encanto», fue la tienda por departamento más grande de Cuba, antes del 1 de enero del 59, era la tienda más prestigiosa y concurrida, paradigma de la economía cubana, situada en la Calle Galiano, entre San Rafael y San Miguel, con filiales en Varadero, Camagüey y Santiago de Cuba.

Carlos González Vidal observa como el tirano Castro comienza a fusilar, esclavizar, y destruir la economía de su querida patria entregándola al Comunismo Internacional.

 

El joven comienza a conspirar para rescatar los valores patrios, integrándose al Movimiento de Recuperación Revolucionaria (MRR).

 

El castrismo comienza en los primeros meses de 1959 a destruir la economía del pueblo cubano, la tienda «El Encanto» es confiscada.

 

El pueblo cubano, y en especial los hombres y mujeres decentes estaban en contra de estas medidas arbitrarias.

 

El 13 de abril de 1961, Vidal ejecuta una acción que destruye la tienda, a través de un incendio en protesta a la tiranía que secuestro el poder en su querida Cuba.

 

Como consecuencia de dicha acción es detenido el 17 de abril de de 1961, la tiranía castrista comienza una casería en contra de los valientes luchadores por la libertad de Cuba.

 

González Vidal, se encontraba escondido en una casa de Playa Baracoa donde fue reconocido por un trabajador del la tienda «El Encanto», el comunista ‘José Peña’.

 

El valiente luchador del MRR Carlos González Vidal, es conducido por los esbirros del G-2 (Departamento de Seguridad del Estado) a las celdas de torturas, donde es salvajemente maltratado y torturado durante cuatro meses.

 

En el acto de un juicio castrista amañado y preparado; el luchador por la libertad de Cuba: Carlos González Vidal, asumió una actitud viril, salvando así a todos los demás luchadores que estaban en la acción.

 

Carlos González Vidal, fue ejecutado por las fuerzas represivas de los hermanos Castro, en la Fortaleza de la Cabaña en la madrugada del 20 de septiembre de 1961.

 

Sus últimas palabras de frente a sus verdugos fueron la de todo cubano digno que sabe morir por su patria: 

«VIVA CUBA LIBRE».

«VIVA CRISTO REY».

«PROHIBIDO OLVIDAR».

■ CARTA DEL
MARTIR «CARLOS GONZÁLEZ VIDAL», A SUS PADRES Y HERMANOS, ANTES DE SER
FUSILADO.

En estos momentos ciento grandes
deseos de verlos, abrazarlos y decirles lo mucho que los quiero; estas líneas
quizás sean las últimas que pueda hacerles.

Yo les pido que sepan perdonarme
este sufrimiento, le doy gracias a Dios y a la Patria, así lo han querido y
esto es mayor que todo el dolor que la muerte pueda ocasionar.

Papá tú sabrás comprender lo que
quiero decir, pues cuando se lucha con razón de nuestra parte, no importa la
muerte si con ella se sirve a la Patria.

Yo sé que voy a morir, no tengo
miedo, sé que Dios me recibirá en sus brazos, porque yo he luchado por una
causa justa y si dos vidas tuviera igual la ofrecería por defender a mi Patria,
de estos asesinos, de estos cobardes y traidores.

Mamá perdóname por este
sufrimiento que te he ocasionado, yo sé que Dios te dará el consuelo necesario.
Mamá quiero que el juego de cubiertos, se lo guarden a la niña, para cuando sea
mayor, y le digas que se lo regaló su padrino, que la quiero mucho.

Mamá yo sé que mis hermanos
sabrán consolarte porque ellos son buenos.

Queridos padres, les digo adiós
con todo cariño que siempre les tuve.

Hermanos míos háganse dignos del
cariño de nuestros padres, que tanto nos quieren y se sacrificaron tanto por
nosotros.

Los quire mucho:

CARLOS.

Alfredo López

Autor: Alfredo Lopez

close
A Cuba Noticias
A Cuba Noticias

¡No te pierdas ninguna de nuestras noticias!

¡No hacemos spam! Lee nuestra política de privacidad para obtener más información.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *