¡CARTA ESCRITA MINUTOS ANTES DE SER FUSILADO POR EL RÉGIMEN CASTRISTA DE ROGELIO GONZÁLEZ CORZO (FRANCISCO), EL 20 DE ABRIL DE 1961, JEFE NACIONAL DEL MOVIMIENTO MRR!

Comparte la Información:

20 de abril de 1961.

Queridos padres y hermanos:

Sé lo que representa para ustedes el momento en que reciban la noticia de mi muerte encontrándose ustedes lejos de donde yo estoy. Quiero decirles que esto fue siempre lo que yo le pedí a Dios.




Creo que hubiera sido para ustedes un sufrimiento mayor moral y quizás físico si hubiera estado aquí y hubieran tenido que pasar por todo este tiempo que entre mi prisión y mi muerte duró 32 días.

No tienen en ningún momento que abochornarse de mi prisión y fusilamiento, al contrario, espero que estén orgullosos de su hijo y que sepan adoptar una postura correcta en el momento en que Dios y la Patria pedían el sacrificio de su hijo.

Quiero que sepan que era la única postura que podía tener en situaciones como la que está atravesando la Patria en estos momentos.

Esto lo estoy escribiendo a las 2:00 Am del 20 de abril. Estoy en una celda que le dicen capilla de la muerte, ya que mi muerte es cuestión de minutos. Quiero que de esta manera sepan ustedes que mi último pensamiento en la tierra fue para ustedes y mis queridos hermanos.

Padres, hermanos, sólo tengo una terrible preocupación, pero confío que siendo mi última voluntad esta preocupación deje de serlo y se convierta en una gran alegría, ella es la vida espiritual, la vida religiosa de ustedes. Saben que siempre mi preocupación fue la Religión Católica y tratar de hacer la voluntad de Dios; en estos momentos estoy seguro que estoy cumpliendo y quiero que esta muerte mía, de la cual deben de estar orgullosos, sirva para que ustedes Papá y Mamá, me hagan la promesa de ir a misa todos los domingos y de confesar y comulgar los dos y después hacerlo regularmente.

Que mis hermanos Manolito e Isidro hagan ejercicio espirituales, anualmente, que se confiesen y comulguen mensualmente y vayan a misa todos los domingos. Traten de ser buenos esposos con esas dos joyas que tienen, Laurita y Fifí, a las cuales también les pido mejoren su vida espiritual. Para mi sobrino Carlos Manuel, que le digan lo mucho que su tío lo quería, que murió para que tuviera una Cuba digna y por favor que vaya a un colegio católico. Recuerden que es más importante salvarse que saber inglés.

A mi ahijado y mis dos sobrinas muchos besos. Que sean buenos hijos todos.

En estos momentos en que la muerte toca a la puerta sabrán, padres y hermanos, que estoy con gran tranquilidad, lo mismo que todos mis compañeros, ya que ello me abre las puertas del cielo y de la dicha eterna. Además me lleva al lado de mis abuelos, donde si Dios quiere los espero a todos.

Recuerden, no lamenten, esto es lo mejor. Recuerden que los espero en el cielo, que tengan fortaleza como Yo la tengo en estos momentos, y que me voy con una sola preocupación, su vida espiritual. Por favor, no la abandonen, que en ningún momento mi problema vaya a afectar al catolicismo de ustedes, al contrario, lo fortalezca.

Sin más, esperándolo en el cielo, queda su hijo, que nunca los olvida y los espera con los abuelos.

Rogelio.

«PROHIBIDO OLVIDAR»

Alfredo López
Autor: Alfredo López
close
A Cuba Noticias
A Cuba Noticias

¡No te pierdas ninguna de nuestras noticias!

¡No hacemos spam! Lee nuestra política de privacidad para obtener más información.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *