Los cubanos buscan comida para Navidad mientras empeora la crisis

Comparte la Información:

Belkis Fajardo, de 69 años, se pregunta cómo alimentará a su familia durante las fiestas mientras pasea por las congestionadas calles del centro de La Habana con una bolsita de lechugas y cebollas.

En Cuba siempre ha habido escasez y malestar económico, pero Fajardo es uno de los muchos cubanos que cree que este año es diferente debido al aumento de los precios y a la intensificación de la escasez. Reporto AP

Fajardo comentó: «Veremos qué podemos juntar para cocinar para terminar el año». «Todo está muy caro… Como resultado, haces todas las pequeñas compras que puedes. Y no comes si no puedes.



En los supermercados estatales, encontrar productos de primera necesidad como carne de ave, ternera, huevos, leche, harina y papel higiénico es difícil y a veces imposible.

Cuando se encuentran, suelen costar mucho, tanto si se compran a vendedores ambulantes, mayoristas o establecimientos caros que sólo aceptan moneda extranjera.

Es mucho más elevado que el ingreso mensual típico del Estado en Cuba, que ronda los 5.000 pesos (29 dólares estadounidenses) según el tipo de cambio informal más popular en la isla. Cerca de allí se vendía una libra de pierna de cerdo por 450 pesos, unos 2,60 dólares.

Según Fajardo, no todo el mundo tiene medios para comprar artículos, ni tampoco familiares que envíen remesas (dinero en efectivo desde el extranjero). Intentamos comprar lo que podemos con el dinero que gana mi hija y mi pensión, pero es muy difícil.

El poder adquisitivo de muchos habitantes de la isla se vio considerablemente afectado por el aumento del 40% de la inflación que, según el gobierno cubano, se había producido durante el año anterior en octubre.

  • Los cubanos buscan comida para Navidad
  • Los cubanos buscan comida para Navidad
  • Los cubanos buscan comida para Navidad
  • Los cubanos buscan comida para Navidad
  • Los cubanos buscan comida para Navidad
  • Los cubanos buscan comida para Navidad
  • Los cubanos buscan comida para Navidad

Fajardo pudo comprar verduras, arroz y frijoles, pero aún le falta carne para las fiestas.

La escasez es uno de los varios elementos que alimentan el descontento general en la isla, que se ha traducido recientemente en protestas, así como en una creciente emigración fuera de Cuba. Las autoridades de Estados Unidos anunciaron el viernes que habían detenido a cubanos 34.675 veces en la frontera con México en noviembre, un 21% más que las 28.848 veces de octubre.

Lejos de la participación de casi el 100% durante la vida de Fidel Castro, la decepción se hizo aún más evidente durante las elecciones municipales de Cuba del mes pasado, cuando el 31,5% de los votantes no votaron.

No obstante, el régimen proclamó que habían sido un «éxito», a pesar de que se trataba de la mayor tasa de abstención de votantes registrada en el país desde la revolución cubana. Sin embargo, el Presidente Miguel Díaz-Canel admitió los fallos del gobierno en la gestión de la compleja mezcla de problemas que sufre actualmente el país, incluida la escasez de alimentos, en un discurso pronunciado ante los diputados cubanos la semana pasada.

Los resultados que el pueblo cubano necesita para alcanzar su tan deseada y esperada prosperidad son los que yo no he sido capaz de lograr a través de la dirección del país, señaló.

Ovaciones en pie siguieron a la entrada en la sesión legislativa, compuesta en su totalidad por miembros del partido de Dáz-comunista Canel.

Las declaraciones, según Ricardo Torres, estudioso de la economía cubana en la American University de Washington, «carecen de sentido» en ausencia de una estrategia concreta para resolver el descontento.

El pueblo, continuó, «exige respuestas de su gobierno». «Respuestas, no palabras».

El embargo comercial impuesto a Cuba por Estados Unidos durante seis décadas, que ha obstaculizado gravemente la economía de la isla, ha sido durante mucho tiempo una fuente de discordia en el país caribeño. Torres, entre otros comentaristas, subraya que la mala gestión económica del gobierno y su negativa a trabajar con el sector privado tienen parte de culpa.

Los cubanos hacían cola ante una carnicería estatal vacía el viernes a la espera de un bien muy codiciado: una pata de cerdo para alimentar a su familia en Nochevieja.

unas doce personas Cuando Associated Press solicitó una entrevista con ellos, afirmaron dudar en contestar, y uno dijo que «puede tener ramificaciones para nosotros».

Estrella, de 67 años, lleva más de dos semanas haciendo cola en la carnicería estatal para comprar carne de cerdo para sus hijos, nietos y hermanos. Hasta ahora no ha tenido suerte.

Aunque se pueden comprar cerdos en carnicerías privadas, a veces son mucho más caros que en las estatales, donde los costes están subvencionados.

Por eso espera, con la esperanza de poder preparar la cocina navideña tradicional de Cuba.

«Si tenemos suerte, quizá podamos comprarlo hoy», dijo. «Si no, volveremos mañana», dijo la oradora.

close
A Cuba Noticias
A Cuba Noticias

¡No te pierdas ninguna de nuestras noticias!

¡No hacemos spam! Lee nuestra política de privacidad para obtener más información.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *